Categories

Mensajes de Cumpleaños y Aniversarios

Categoría: Cumpleaños Simbólico

Mensajes y Frases De Cumpleaños Para Quien Ya No Esta Entre Nosotros, Para Alguien Que Fallecio Y Queremos Recordarlo

Siempre En Mi Mente

Siempre en mi mente, tú, amado ser de luz, mucho más hoy que te recuerdo con dulzura, hoy que sería el día de tu cumpleaños terrenal.

Y aunque otro día fue el nacer a esa nueva existencia, a ese otro plano celestial, donde sentí tanto dolor, te recuerdo hoy con amor, con fe y esperanza en Dios que sabe muy bien lo que albergamos en nuestros corazones.

¡Feliz cumpleaños mi amada persona especial! Ya no está en este plano terrenal, tu nombre, tu esencia pasó al universo… Yo deseo con todo el corazón que brille para ti la luz de Dios y su amor incondicional te envuelva por siempre.

Honro tu existencia pasada y elevo una oración por siempre, por tu eterno descanso, porque siempre perdure tu memoria en todos los que te amamos profundamente,  ese es mi deseo hoy para ti.

Mi Ángel De La Guarda

En un día como hoy cumplirías un año más de vida y te despertarías feliz recordándonos a todos que era tu cumpleaños.

Pero ya no estás, y ahora desde ahí arriba eres mi ángel de la guarda. Sé que me proteges y me cuidas en todo momento.

Aún me cuesta mucho reponerme después de tu partida, pero sería capaz de llegar hasta el cielo para decirte lo mucho que te quiero.

Te ganaste un espacio eterno en mi corazón gracias a tu bondad y tus buenos sentimientos, yo quiero acompañarte con mi pensamiento y desearte un buen cumpleaños al lado de millones de ángeles.

¡Nunca te olvidaré, porque es imposible olvidarse de una persona tan increíble como tú!

Tampoco olvidaré nunca todo lo que me has enseñado, y daré todo lo mejor de mí para que desde ahí arriba seas feliz al ver la persona que soy. ¡Te quiero mucho!

Inolvidable Y Magnífico Ser

Te extrañamos tanto, inolvidable y magnífico ser, sentimos que quizá no debiste marchar tan pronto, de manera tan furtiva, dejándonos el alma devastada por el dolor de no tenerte.

Pero Dios tiene sus designios y los respetamos profundamente. La tristeza da paso a la resignación. Y así encontramos el consuelo cristiano que nos permitirá reencontrarnos para bien en el ámbito celestial.

Por eso, hoy que se cumpliría una nueva vuelta al sol de tu nacimiento y aunque algunas veces no nos acostumbramos, porque nos cuesta aceptar que ya no estás con nosotros de manera terrenal, deseamos que tengas un… ¡Feliz cumpleaños, amadísimo ser! En el espacio celestial donde seguramente te encuentras.

Todo nuestro más sincero amor, nuestro respeto por tu memoria tan querida, hacen más soportable la pena. Y la plena certeza que ya estas con papá Dios y sus ángeles son un bálsamo para nuestra alma.

Hoy Simplemente Te Recuerdo

Es un día esplendoroso y lleno de sol. Aunque aún está muy fresca la amarga sensación de tu partida abrupta y desgarradora, hoy simplemente te recuerdo. Hoy sería tu cumpleaños nuevamente.

Y me vienen a la mente tantos y tantos recuerdos. Tanto de vivencias como de celebraciones junto a ti, que no puedo menos que sonreír, abrazada a tu foto, mudo testigo de este humilde homenaje que te hago hoy. Que te haré siempre.

Y es que tú aun estás aquí. Por lo menos en mi memoria, en toda la memoria colectiva de la familia que te vio nacer y te amó. También que te vio crecer y se emocionó, que te vio partir y con mucho dolor se resignó a la voluntad de Dios.

¡Feliz cumpleaños en donde quiera que estés! Amadísimo ser de luz que hoy no compartes nuestra estancia terrenal. Pero tienes todo nuestro amor y respeto y lo tendrás siempre.

Hoy Más Que Nunca Presente

Han pasado los días, los meses y los años, sin embargo no solo es perfectamente recordable el día de tu partida terrenal, sino que también el que fue día de tu cumpleaños, estás hoy más que nunca presente.

Y ya no es motivo de dolor, sino de amor, pensar que en un día tan lindo como este viniste al mundo a dejar tus raíces bien sujetas, tu esencia tan pronunciada…. Esa que no se diluye con el tiempo porque mora constantemente dentro del corazón y en la memoria de los que te quisieron profundamente y que todavía aman tu recuerdo.

¡Feliz cumpleaños, amado ser que ya no estás entre nosotros! Que en el cielo donde habitas sientas la eterna vibración de nuestro amor, que no percibas la magnitud insondable de nuestra lontananza y que definitivamente te hayas unido al universo celestial en paz y bien.

Amor Sin Fecha De Caducidad

Definitivamente, estés donde estés hoy en día, tendrás todo nuestro amor, aun con dolor. Este sentimiento extraño perdurará en el tiempo porque es amor sin fecha de caducidad.

Cuántos momentos maravillosos vienen a mi mente y me hacen sonreír, cómo olvidarte si tu recuerdo surge de manera espontánea en cada frase, en cada palabra o hasta en estos rasgos tan familiares que todos compartimos con orgullo y amor.

¡Feliz cumpleaños, precioso ser que ya no estás entre nosotros! El lugar que te acoge, sin embargo, es un lugar de plena luz, donde la cercanía con el Áltísimo te vuelve paz y amor infinito.

Cómo no recordarte en este día y compartir en tu homenaje, recordando tus ocurrencias, tu voz tan particular, tu abrazo fácil y tu maravillosa persona, que extrañamos cada día, cada momento.

Recibe un abrazo de luz e infinito amor familiar, dondequiera que estés.

La Luz Que Me Ilumina

Hoy sería tu cumpleaños, una fecha que te encantaba celebrar mientras todos disfrutábamos de tu sonrisa. Pero hoy ya no estás, y no sabes cuánto te extraño.

Eres la luz que me ilumina, sé que desde ahí arriba estás cuidándome y protegiéndome en todo momento, y nunca podré encontrar las palabras suficientes para agradecerte todo lo que siempre has hecho por mí.

No sabes la suerte que tengo de poder decir que fuiste una persona increíble. Llena de bondad, con un corazón enorme y que siempre dio todo por los suyos. ¡Gracias por tanto!

No sabes cuánto me gustaría poder darte un abrazo. Decirte cuánto te echo de menos, lo mucho que me haces falta, y simplemente poder reír como lo hacíamos antes.

¡Necesito tanto tu afecto y tus sabios consejos!

Deseo para ti un feliz día y siempre te voy a tener presente en mi corazón. Te quiero mucho.

Un Abrazo En La Distancia

Te deseo un feliz cumpleaños allá arriba, y de mi parte te mando un abrazo en la distancia.

Quisiera poder estar contigo al menos el día de hoy, el día de tu cumpleaños, y poder verte soplar las velas y decirte lo mucho que te quiero. ¡Te extraño tanto!

Tu partida me tomó por sorpresa y sigue doliéndome. A pesar de los años todavía no me acostumbro a tu ausencia. Pero me consuela saber que desde ahí arriba me cuidas y me guías.

La vida es más triste y monótona desde que tú no estás, echo de menos nuestras risas, hacer planes, incluso nuestras peleas… Gracias por todo el amor que me diste y por arroparme desde el cielo.

Siempre te tengo presente y nunca me olvido de ti. Eres y serás una persona especial toda la vida, un bonito recuerdo por el que vivir.

Mi Corazón Se Siente Vacío

Ya hace mucho que te fuiste de mi lado, sin embargo, cada día te extraño más y mi corazón se siente vacío cada día que pasa.

Te encantaba celebrar tu cumpleaños, te gustaba soplar las velas, pedir un deseo, reírle a la vida… Yo solo espero que ahí arriba puedas ser todo lo feliz que te mereces.

Siempre fuiste una persona increíble, llena de buenos sentimientos y de bondad, y por todo ello es imposible no echarte de menos.

Guardo tus recuerdos como si fuesen oro. La vida te arrebató antes de lo previsto y todos lloramos mucho tu partida. Pero me consuela saber que las buenas personas tienen un sitio privilegiado en el cielo, espero que hayas encontrado el tuyo.

No olvides por favor lo mucho que te quiero. Pienso en ti a cada instante y lo seguiré haciendo el resto de mis días. Porque sin ti esta vida no es igual. Tú la hacías interesante, divertida, especial.

Feliz cumpleaños, siempre serás alguien inolvidable para mí.

En El Cielo

Ahora que estás en el cielo quizás puedas verlo todo y saber cuánta falta nos haces.

Así que aprovechando que hoy es tu cumpleaños quiero decirte que te extraño mucho, que no me olvido de ti y que daría lo que fuera por volver a oír tu sonrisa y fundirnos en un abrazo.

Con tu marcha dejaste un hueco imposible de llenar. Siempre me diste todo lo mejor de ti. También fuiste un auténtico ejemplo a seguir y me enseñaste gran parte de las cosas que ahora sé. Y eso es algo que jamás podré olvidar.

Del mismo modo que tampoco podré olvidar tu sonrisa, tus consejos, tu afecto y esos ojos radiantes de felicidad. ¡Te quiero tanto y te echo tanto de menos!

Espero que ahí arriba, en el cielo, hayas encontrado toda la paz que mereces. Que puedas tener un lindo cumpleaños y que puedas ver que aquí no nos olvidamos de ti y siempre te tenemos presente.