Categories

Mensajes de Cumpleaños y Aniversarios

Categoría: Cumpleaños Ahijado

Mensajes Y Frases De Cumpleaños Para Mi Ahijado

Mi Dulce Ahijado

Mi dulce ahijado, en este momento tan especial, el día de tu cumpleaños, te regalo mis mejores deseos.

Hoy es otro día importante de tu vida, un día de alegría y felicidad para ti. Espero además que lo puedas disfrutar mucho junto a todos los que te amamos. También anhelo que esta ocasión te permita comenzar una nueva y maravillosa etapa en tu vida.

Desde lo más profundo de mi corazón, le pido a Dios que te colme de las mayores bendiciones.

Felicidades siempre.

Estoy Feliz

Estoy feliz por conmemorar un cumpleaños más junto a ti y más aún siendo tu madrina. Te he visto crecer desde que eras un bebé hermoso. Además siento mucho orgullo de ti, querido ahijado.

Quiero recordarte que este título de madrina que me has regalado, implica muchas cosas. Por ejemplo aconsejarte cuando lo necesites, acompañarte en diferentes momentos de tu vida, y sobre todo quererte de una manera especial.

Espero que este día empiece y termine igual, con una sonrisa en tu rostro y con un corazón lleno de bendiciones. ¡Disfrútalo al máximo!

Feliz cumpleaños.

Amor y Paz

Te deseo que tengas un cumpleaños con mucha salud, amor y paz.

Que este día sea un punto de partida para grandes descubrimientos y realizaciones.

También quiero pedirle al cielo que tu cumpleaños esté repleto de felicidad. Además rodeado de las personas que te quieren, y que Dios te conserve siempre así, tan especial e importante en la vida de tantas personas.

Recuerda que eres criatura de Dios, honra tal creación brindando amor hacia las personas que te rodean.

Felicidades, tu madrina.

Feliz Cumpleaños Ahijado

Feliz Cumpleaños Ahijado:

Hoy es un día especial, estas cumpliendo un año más de vida y es una de las cosas que me hacen muy feliz.

Agradezco a Dios por haberme elegido para tu bautismo. Verte crecer y transformarte en la persona maravillosa que eres, me llena de orgullo.

Espero que tu camino siga siendo guiado por manos divinas, que esté lleno de grandes victorias y muchas felicidades. El señor Jesús te bendecirá y protegerá durante cada instante. Tú mereces todo lo mejor en este camino que se llama vida. Debe ser vivida de la forma más dulce y gratificante posible.

Por eso, nunca dejes de luchar por tus sueños, pronto se convertirán en hermosas realidades y tú te sentirás profundamente satisfecho.

Te deseo todo lo mejor que existe en este mundo hoy, mañana y siempre.

Que traigas siempre dentro de tu corazón el amor, la bondad y la sinceridad, ya que esas cualidades son las bases de la felicidad.

Te amo, mi querido ahijado.