Categories

Mensajes de Cumpleaños y Aniversarios

Categoría: Cumpleaños Madrina

Mensajes Y Frases De Cumpleaños Para Mi Madrina

Hoy Tenemos Mucho Para Conmemorar

Felicidades, hoy en tu día, día de mucha alegría y satisfacción. Porque hoy tenemos mucho para conmemorar y festejar juntas, al final, tener una madrina como tu es motivo de mucha fiesta.

Espero que este cumpleaños, te reserve toda la suerte del mundo, y que nuevos años vengan llenos de innumerables sueños realizados.

Felicidades madrina, que la vida sea siempre tu punto de partida en el camino de éxito..

Que la luz de tu estrella, sea comandada por tu capacidad de acumular conquistas.

Eres una persona muy especial, te adoro y gracias por acompañarme en cada paso importante de mi vida.

Querida Madrina

Feliz cumpleaños y muchos años de vida, eso es lo que todo el mundo te va a desear en el día de hoy querida Madrina. Pero yo como ahijado, además, quiero hacer una oración a Dios y pedir que mande un ejercito de amigos para realizar todos los deseos de tu corazón. Se que traes en el pecho, muchos sueños de deseos, por eso espero ver todos ellos algún día realizados.

Madrina, que en este cumpleaños, la paz de tu sonrisa este presente llenando de luz nuestras miradas.

Que tus vivencias traigan mucho ejemplo de vida para cada uno de nosotros.

Que en este cumpleaños, Dios extienda su mano en tu dirección, y renueve tus fuerzas, para vivir cada día con coraje y fuerza.

Felicidades madrina, que siempre conserves ese corazón de oro que tienes, el cual todo aquel que te quiere posee un pedacito de el. Que tu corazón, expanda latidos que alimenten las carcajadas de cada sonrisa.

¡Felicidades!

Un Feliz Cumpleaños Diferente

Un feliz cumpleaños diferente quiero darte hoy. Algo que no sea lo que siempre acostumbramos, las palabras que decimos o los abrazos rápidos que siempre nos damos. Quiero que esta vez todo sea distinto. Además que no haya normas establecidas, algo inolvidable, cuyo solo recuerdo te haga florecer la sonrisa en tiempos de tristeza.

Un regalo inesperado. También un abrazo más cálido y de longitud no acostumbrada. Quizá un acuerdo de encuentros más cercanos en el tiempo y sin razón aparente, para estrechar los vínculos y poner a rodar el eje de las memorias pasadas construyendo las presentes.

¡Feliz cumpleaños! Hoy y todos los años, madrina querida, cuya magia me inspira a escribirte estas líneas cargadas de emoción. También quisiera que la sola intención de mis deseos permitiera que Dios te envíe bendiciones abundantes. Y por su infinita bondad sé que lo hará realidad.

Por último, quiero decirte que mi corazón siente por ti un cariño verdadero. ¡Muchas felicidades!!

Siempre Presente

Mi hermosa guía, siempre presente en mi vida, mi madrina, alguien especial y único que desde siempre, aprendí a amar.

Para ti hoy en tu cumpleaños deseo algo especial, algo único. Algo que no tiene precio y no se puede comprar, deseo para ti la mayor cuota de felicidad, salud y prosperidad posible.

¡Te deseo feliz cumpleaños, madrina querida! Y que los ángeles se encarguen de velar por tu bien y por tu felicidad. Yo por mi parte, haré lo mejor posible y lo que esté a mi alcance para hacerte muy dichosa. Todo para que te sientas siempre amada y atendida, como tú siempre lo hiciste y lo haces con tus ahijados.

Que todos los amaneceres sean hermosos para ti, que tu despertar sea alegre y tu descanso plácido. Que tus días estén llenos de alegría y paz, de buena fortuna.

Reflejando Amor

Quien como tú, madrina querida, que siempre estás ahí presente. Guiando mis pasos, reflejando amor como un espejo, expandiendo tu luz de protección a todos los ámbitos posibles, celebrando junto a mí la felicidad y sufriendo la tristeza. Tú, madrina amada, eres parte de mi familia por elección y por amor sincero, cultivado a través de los años que hemos pasado juntas.

¡Feliz cumpleaños! Es un grito que sale del corazón para desearte lo mejor y más bonito en este nuevo año de tu vida, mi madrina maravillosa.

Para ti que siempre das lo mejor de tu persona, no puede existir nada menos. Pues se recoge lo que se siembra y tú has sembrado constantemente bondad y amor.

Estamos preparados para celebrar por todo lo alto este cumpleaños y regalarte maravillosas sorpresas de todo tipo. Que las sonrisas broten a granel. Si hay lágrimas, que sean de felicidad por el futuro excepcional que te espera.

Mi Hada Madrina

Eres mi persona especial, mi hada madrina, siempre lista para complacer, para enseñar y compartir. Hoy una buena amiga, casi una madre o una hermana que cumple un año más, un año que espero te traiga mucha felicidad y abundancia.

¡Feliz cumpleaños para mi madrina bella! Felicidades en este día tan especial y que siempre pueda brillar tu luz intensamente.

En esta ocasión quiero darte el regalo especial de mi amor incondicional porque siempre he tenido por ti muchísimo respeto y admiración. Ahora deseo que no haya ningún miedo en ti que te impida alcanzar tus metas más preciadas. Que no haya ningún impedimento para tu felicidad plena, para tu alegría cotidiana, para tu paz anhelada.

Quiero expresarte todo mi sentir. Pero de ninguna forma darte un abrazo convencional, o un beso de compromiso. En verdad deseo darte algo que recuerdes siempre, que perdure en tu corazón y te haga sentir aún más feliz.

La Indicada

Mi madre con su mágica intuición te eligió para compartir contigo su bien más preciado. Tú eras la indicada claramente y lo hizo tan bien, porque mejor mujer que tú no pudo encontrar. Mi amada madrina, que con su luz me cubre y me protege, en la niñez como una madre, hoy como una especial amiga. Nadie mejor ni más calificada.

En este momento tan especial, mi corazón quiere expresarte todo el cariño posible. También los mejores deseos en el día de tu cumpleaños.

¡Feliz cumpleaños, madrina querida! Mi acompañante sincera y amable durante el camino de la vida, hoy cumples años y nace de mi corazón agradecido, la necesidad imperiosa de honrarte, de dedicarte estas líneas amorosas y sorprenderte gratamente con un testimonio de amor.

Claramente estamos destinadas a estar juntas. También a recorrer una senda guiada por un hermoso vínculo de amor. Permíteme regalarte un beso grande en agradecimiento por tu bondad.

¡Felicidades!

Qué Sería De Mi Vida

Madrina preciosa ¿qué sería de mi vida sin ti? Ni siquiera puedo imaginarlo.

Cuando mis padres te eligieron, no se dieron cuenta de lo importante que te volverías en mi vida. Mis primeros años fueron como los de cualquier niña: felices, llenos de juegos y travesuras, creciendo rápido, aprendiendo mucho. Luego todo cambió.

Y fue en ese momento, cuando mis padres ya no estaban, cuando te encargaste de mí como si fuese tu propia hija. De ese modo, te has convertido en mi madre, mi consejera. Me enseñaste a seguir adelante, fortalecerme en las adversidades y sacar el mejor partido de las oportunidades que la vida me brinda.

Así, madrina de mi corazón, hemos llegado a este maravilloso día, en el que celebras un año más de vida. Hemos preparado la mejor fiesta para ti. Todos los regalos y las felicitaciones no alcanzan para expresar el amor por la mejor madrina del mundo: tú. Soy tan afortunada…

¡Feliz cumpleaños!

Saludos, Madrina

Saludos, madrina. ¿Te sorprende este mensaje? Entiendo el por qué.

En mi niñez estuviste muy presente, ayudando a mis padres con mi educación. Después fui creciendo, nuestras vidas cambiaron y cada quien tomó su propio camino.

La distancia nos ha separado un poco y ya no conversamos como antes. Sin embargo, el cariño que siento hacia ti no ha disminuido. Aprecio cada día más los momentos que compartimos, tus consejos, tus regaños cuando me estaba desviando del buen camino. Siempre los tengo presentes en mi jornada cotidiana.

Por eso te agradezco y le pido a Dios que te regale en este nuevo año de vida muchas bendiciones, proyectos cumplidos y nuevas metas por lograr. También le ruego para que tu existencia dure largos años y puedas seguir ayudando a la gente como me ayudaste a mí.

¡Feliz cumpleaños, madrina!