Categories

Mensajes de Cumpleaños y Aniversarios

Dios Me Premió

El día más importante de mi vida lo tuve un día como hoy. Fue cuando Dios me premió con tu presencia y llegaste a nuestro hogar para llenarlo de dicha y felicidad.

Eres una hija maravillosa, la que siempre soñé y con la que cuento en todo instante. Te agradezco por darle valor a mi existencia y por ser ese regalo que endulza mis días con sus palabras y mimos.

Pero hoy eres tú la que merece todos los consentimientos y espero que sientas de cerca todo el amor que sentimos por ti quienes te rodeamos. No sé a dónde nos llevará el destino, pero a donde decida llevarnos, nunca olvides que tienes mi corazón.

Por el momento, una gran fiesta te está esperando y deseo que disfrutes en grande y te diviertas como nunca. ¡Miles de bendiciones y besos en tu cumpleaños!

Leave a comment