Categories

Mensajes de Cumpleaños y Aniversarios

Madre Querida

Cuando decidiste darme la vida me regalaste todo tu tiempo madre querida, desde el mismo instante en que mi corazón empezó a latir, respire tú mismo aire, percibí a través de ti maravillosas sensaciones, ahora después de muchos años al tener en mis brazos a mi pequeño hijo, es cuando alcanzo a dimensionar cuán grande es tu amor por mí.

Madre linda, perdona mis momentos de desdén cuando ignoraba tus consejos y exigencias para mi propio bien. Celebrando tu cumpleaños y reconociendo tu ardua labor, la sensibilidad debilita mi alma y lloró al recordar cuánto dolor te infringí. Dame tu bendición que alivia y protege.

Related Post

Leave a comment